Viernes, Ago 23rd

Actualizado06:07:00 AM

Columna del Decano: Defensa de la Constitución (2)

Luis-Fernando-AlvarezPor LUIS FERNANDO ÁLVAREZ J.* | Publicado en El Colombiano el 1 de abril de 2016.

Por solicitud de la Corte Constitucional, la Facultad de Derecho de la U.P.B. presentó un concepto técnico para el estudio de constitucionalidad de la ley por medio de la cual se convoca el denominado plebiscito para la paz. En general los argumentos a partir de los cuales se solicita la declaración de inconstitucionalidad, se sintetizan de la siguiente manera:

La ley dispone que el Gobierno podrá someter a consideración de la ciudadanía, el acuerdo final que se suscriba con las Farc. Aunque la Constitución prevé esta posibilidad, la Corte ha dicho que no se puede adelantar por cualquier medio, sino a través de “mecanismos de refrendación, que logren activar de manera efectiva los canales de deliberación democrática y participación de la ciudadanía”.

En este sentido, el plebiscito no es el mecanismo conducente, puesto que la paz es un valor que se expresa en la Constitución como una razón de ser del Estado (preámbulo y artículo 2) y un mandato perentorio para este y para los individuos (artículo 22), razón por la cual no puede estar supeditada al carácter vinculante de una votación minoritaria, como luego se explicará.

Si se entiende la paz, no como un mandato perentorio, sino como un mandato de optimización, habría que emplear un juicio de proporcionalidad, ponderando la consecución de la paz respecto el modelo democrático que rige nuestro Estado.

En este caso, es posible afirmar que “existe una relación de precedencia condicionada a favor de la paz sobre la democracia”, que hace que el plebiscito no sea un mecanismo necesario, ni pertinente, ni proporcional para refrendarla, por falta de idoneidad (La Constitución no permite decisión alguna que pueda afectar la consecución de la paz), falta de necesidad (el presidente se encuentra habilitado para suscribir y hacer cumplir lo acordado con la insurgencia), desproporcionalidad (comparando paz y democracia, es posible concluir que la medida del plebiscito resulta desproporcional), porque el grado de afectación del derecho a la paz es mucho mayor si se realiza el plebiscito, que el grado de afectación de la democracia, si aquel no se realiza. Mientras formalmente la democracia es una realidad, la paz es un anhelo no satisfecho en nuestra comunidad.

Además, si el Plebiscito es una especie de consulta a nivel Nacional, el artículo 104 de la Constitución establece que para su convocatoria debe obtenerse concepto previo y favorable del Senado. La ley es abiertamente inconstitucional, al disponer que si dentro del mes siguiente a la fecha en que el presidente de la república informe su decisión de realizar el plebiscito por la paz, ninguna de las dos Cámaras ha manifestado su rechazo, aquel podrá convocarlo.

También se exige, para la aprobación del plebiscito, un número de votos favorables superior al 13 % del censo electoral vigente. Aunque el legislador se encuentra legitimado para reglamentar lo concerniente a los mecanismos de participación ciudadana, se considera que un umbral tan bajo, viola los principios democráticos del Estado Social de Derecho.

* Expresidente del Consejo de Estado y Decano de la Escuela de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Pontificia Bolivariana

Foto: El Colombiano.

Radio Bolivariana

Imagen Radio Bolivariana NUEVA

Portal Laboral UPB

bg-banner.jpgInscribir tú Hoja de Vida - HV en el portal de Oportunidades Laborales de la Institución es un paso importante en tú futuro profesional.

UPB

logoUPBvertical
Medellín

IPv6

2012 bnnr ipv6 renata programa 1

Con apoyo de RENATA, UPB de Medellín implementó IPv6. Más información.

Siguenos

 

FaceBook-icon Twitter-icon
wikipedia-logo Youtube-icon
rssicon