Brigada Jurídica en el Colegio la Inmaculada de Itagüí

brigadacolPor los crecientes conflictos que surgen de manera generalizada entre los miembros de las comunidades educativas y, ante la falta de mecanismos legales que afrontan las Instituciones Educativas para la solución de conflictos;  el Estado a través de la ley 1620/2013 , el decreto 1965/2013, y la guía 49 del Ministerio de Educación Nacional brinda los instrumentos que aportarán a la ejecución del Sistema Nacional de Convivencia Escolar, la  Formación para el Ejercicio de los Derechos Humanos y la Prevención y Mitigación de la Violencia Escolar en Colombia. 

Estudiantes adscritos al Consultorio Jurídico Pío XII de la facultad de Derecho, orientados por los docentes de las áreas de conciliación y de derecho Penal, trabajaron en el programa de mediación escolar, que busca extender la labor de resolución pacífica de conflictos en el contexto escolar. El día martes 5 de septiembre del corriente año se realizó una actividad formación jurídica básica en el Colegio La Inmaculada de Itagüí, donde se hizo trabajo con toda la comunidad educativa desde transición hasta el grado 11°.

La actividad formativa consistió en fomentar el reconocimiento del otro desde sus cualidades y virtudes, mediante la presentación de uno de los compañeros de manera aleatoria, destacando las cualidades, gustos, habilidades y virtudes del otro. Así mismo se quiso aportar elementos para que el estudiante considere la importancia de procurar formas adecuadas de tratar con los demás y de afrontar los conflictos a través de la cooperación, para la solución de problemas que se presentan en la vida diaria con el fin de contribuir a la convivencia pacífica en la escuela,  procurando  que  las  estudiantes establecieran  cuáles son los valores con los que ellos se auto-reconocen y aquellos que los identifican ante los demás, con la finalidad, de que tengan un acercamiento al mecanismo de la mediación como método de resolución de conflictos. 

Con las estudiantes de la secundaría se enfatizó en la responsabilidad penal para los adolescentes en temas de acoso escolar, queriéndoles concienciar en lo perjudicial que es para la sociedad toda clase de acoso dentro de las aulas de escolares, descubriendo la necesidad de resolver de la mejor manera los conflictos, minimizando, así, la violencia intra-escolar.